La mala noticia de ser un gran líder

Jun 09, 2021

¡Tenemos la respuesta para que seas un gran líder!…pero déjenos decirles que es una de las pegas más difíciles del mundo y que el ser humano ha buscado por siglos: autoconocerse

Como es adentro es afuera: si te conoces mejor y te lideras mejor, podrás hacer lo mismo con tu equipo.

Ahora bien, el autoconocimiento no es producto de una prueba rápida, de un taller, o un curso, es por el contrario, un proceso de desarrollo personal que requiere tiempo, experiencias y reflexión…y como no va a ser difícil, si ¡todos los días nos estamos conociendo!

Hay 3 cosas extremadamente duras: el acero, los diamantes y el conocerse a uno mismo” – Benjamin Franklin

¿Qué nos permite autoconocernos?

En el liderazgo, nos da la capacidad de reconocer nuestras debilidades y fortalezas, y está relacionado con nuestra confianza, toma de decisiones, manejo del estrés y manejo de personas. Nos permite además, ser observadores externos de nuestros propios pensamientos, comportamientos y acciones.

Y esto no solo lo decimos nosotros, sino también el libro “The Mind of the Leader”, una investigación que estudió a más de 35.000 líderes y 250 jefes de compañía para analizar cómo los líderes se dirigen a sí mismos, a su gente y a sus organizaciones para obtener resultados extraordinarios.

Los autores del libro, Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter, concluyen que los líderes deben ser, ante todo, humanos. Y para serlo, deben presentar tres características interrelacionadas: conscientes (mindfulness), generosos y compasivos…

  • Conscientes: Significa que se desconectan de su piloto automático y toman el control de su mente, lo que es posible gracias a la práctica del mindfulness (atención plena)
  • Generosos: Los líderes son generosos con ellos mismos, rompiendo con sus limitaciones y abriéndose a nuevas oportunidades para redefinirse.
  • Compasivos: Se cuidan a sí mismos para prosperar mejor, basando este cuidado principalmente, en su cuerpo y mente.

En definitiva, el mindfulness te permite ser más generoso, y la generosidad te hace ser más compasivo. Si te muestras más compasivo, entonces eres más consciente de lo que te rodea y te permite ser más generoso con los demás.

Lidera de adentro hacia afuera

Como ya lo hemos mencionado, si eres consciente de ti mismo, lo más probable es que sabrás cómo tus acciones afectarán a las demás personas, y así tomarás decisiones al respecto. 

A continuación te presentamos los tres niveles del liderazgo descritos en el libro “The Mind of the Leader”, que refuerzan la idea que el liderazgo comienza desde dentro en el autoconocimiento de los líderes, y luego se proyecta hacia afuera para su colaboradores.

Conoce más de liderazgo y su definición aquí

1. Conócete y lidérate a ti mismo

Ser líder implica conocerse profundamente y comprometerse con el desarrollo personal. Si somos conscientes de nosotros mismos, siempre sabremos cómo nuestras emociones y acciones afectarán a las demás personas. Por esto, el autoconocimiento es la piedra de toque para el manejo positivo de las emociones.

Cuando aprendes a conectar con tus emociones, obtienes la verdadera posibilidad de ser un líder influyente, empático y que genera confianza en sus colaboradores.

“No puedes liderar a otra gente si no te lideras primero a ti mismo” – Peter Drucker

2. Conoce y lidera a tus colaboradores

El siguiente paso para trabajar tu ser líder…es conocer bien a tus colaboradores: saber lo que les importa, lo que piensan y lo que sienten.

Esto te permitirá empatizar con ellos, escucharlos, y guiarlos con actitud positiva. En definitiva, este trabajo de autoconocimiento te facilitará desarrollar esa necesaria vocación de orientación a los demás.

“Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe; cuando realiza su trabajo, consigue sus objetivos y dice: lo hemos hecho nosotros” – Lao Tzu

3. Conoce y lidera a tu organización

Si quieres que tu empresa sea más humana y alcance el éxito de manera positiva, entonces debes conocer su cultura e influencia.

Esto se debe a que la cultura la crea las personas que trabajan en la organización, y toma forma de emociones, valores y principios.

Es sumamente importante que como líder, estés presente, ya que al estar reunido con otros, tus colaboradores trabajarán mejor, se motivarán recíprocamente y aprovecharán el potencial colectivo.

Según Daniel Goleman, aunque todos tenemos la habilidad de influir en la cultura, “son las acciones y los comportamientos de los líderes los que más importan, porque todo el mundo observa a su jefe”.

“La cultura se come a la estrategia para desayunar” – Peter Ducker

Te invitamos a conocerte un poquito más

Si el autoconocimiento es la tarea qué haremos hasta el fin de nuestros días, hoy queremos entregarte un ejercicio basado en los fundamentos del libro «The Happiness Trap» de Russ Harris, que te permitirá entrenar tu mente y seas más consciente de tus pensamientos…

Ejercicio

Cuando te des cuenta que tu mente está produciendo pensamientos que te hacen sentir asustado, inseguro o estresado, sigue los siguientes pasos:

  1. RESPIRA PROFUNDO
    Cierra tus ojos, apoya tus pies en el piso y siente el contacto de tus pies con la superficie.
    Siente cómo está tu cuerpo, observa que está pasando en tu mente, y si identificas pensamientos negativos o creencias limitantes…
  2. DITE A TI MISMO LAS SIGUIENTE FRASES
  • Mi mente está pensando. Gracias mente.
  • Los pensamientos son solo palabras en mi mente, no son la realidad.
  • Estoy pensando algo que no me ayuda y es solo un pensamiento.
  • Estoy pensando que «no me la puedo», «lo estoy haciendo todo mal», «No soy lo suficientemente bueno como líder» y es solo un pensamiento.

O puedes decirte cualquier otra frase, de la forma que haga más sentido para ti, que te permita recordar que tus pensamientos son solo procesos mentales y no necesariamente la verdad.

3. TOMA CONCIENCIA DE TUS PENSAMIENTOS
Después de practicar este ejercicio…

  • A. Respira profundo y conecta con el presente
  • B. No te creas tus pensamientos limitantes, pero si indaga en ellos. Respóndete…¿de dónde vienen estos pensamientos? ¿conozco realmente mi propósito? ¿soy generoso conmigo mismo?
  • C. Toma estas respuestas como brújulas para conocerte mejor. Recuerda que si todo está bien por dentro, lo estará por fuera.
  • D. No te abrumes si no tienes todas las respuestas que esperas. Ocúpate en continuar haciendo lo que te hace bien, que te llena el alma y conecta con la vida (¡quizás ahí las encuentras!)

En conclusión, liderándote a ti podrás liderar perfectamente a los demás, porque les entenderás, y en vez de “tener que lidiar con ellos”, quizás despertarás mayor interés por cómo sacar lo mejor de sus personas.

Debes tener en claro que este viaje requiere constancia, esfuerzo y grandes dosis de compromiso, pero la devolución de este trabajo merecerá la pena, ya que te permitirá desplegar todo tu potencial como líder.

Cuéntanos tu reflexión en los comentarios…nos encantaría leerte

Fuentes

Carter, J. Hougaard, R. (2018). The Mind of the Leader: How to Lead Yourself, Your People, and Your Organization for Extraordinary ResultsRecuperado aquí

Harris, R. (2007). The Happiness Trap: Stop Struggling, Start LivingRecuperado aquí